Nuestro Padre Jesús Del Paso de Málaga

Según la documentación existente sobre esta escultura, realizada en madera de pino de flandes (1935), se desprende que su autor, Mariano Benlliure y Gil no hizo una obra semejante a la destruida en 1931, como era lógico, ya que "ningún artista puede copiar sino hacer una escultura de su imaginación, y como Jesús era hebreo, haría una escultura de su imaginación"... Una Comisión de la Hermandad visita al artista y le indica que el Cristo no les gusta por no tener las Potencias, y le mandan hacer otro con potencias y corona de espinas, por lo que Mariano Benlliure realiza una copia de la cabeza del Señor, de menos calidad artística ésta que el original.

Vinieron las dos imágenes a Málaga, en 1940 y las autoridades eclesiásticas -encabezadas por D. Balbino Santos Olivera-, así como técnicos de la Academia de Bellas Artes de San Telmo, optaron por la obra que actualmente se expone en el museo de Crevillente (Alicante), fuese la no admitida como Titular de la Hermandad. En junio de ese mismo año, el académico Luis Cambronero realiza un estudio de la cabeza adquirida por la Archicofradía.

El desaparecido busto coronado de espinas que Benlliure tallara por encargo de la Archicofradía para el Nazareno del Paso, y que era tan sólo un lejano y ya casi olvidado recuerdo de los hermanos más veteranos, fue localizado en su modelado en barro en el Museo Benlliure de la alicantina localidad de Crevillente. Más de medio siglo fue necesario para poder contemplar esta obra.

El Nazareno bendice Jueves Santo en la madrugada (ya Viernes Santo) cuando llega ante la Tribuna Oficial en la Plaza de la Constitución malagueña tras una complicada maniobra en la que se vuelve el trono hacia calle Larios. En medio de un silencio sepulcral, con miles de personas rodeando el trono, suena el cornetín de ordenes que "manda" silencio y oración. En ese instante comienza a sonar el Himno Nacional y el Nazareno bendice. Una vez finalizada la Bendición, el trono del Nazareno vuelve a maniobrar para recuperar su rumbo y la procesión prosigue su desfile por las calles de Málaga. El Nazareno del Paso ha estrenado recientemente un artilugio tecnológico de ultima generación que se activa desde el propio trono.